Blog Preuniversitario y Prueba de Selección | PDV

Todo lo que necesitas saber

  • Noviembre 24, 2021

La importancia de la selección de electivos

  • Compartir:

La importancia de la selección de electivos

La educación media es una época en que los estudiantes deben ir tomando progresivamente decisiones trascendentales en su proyecto de vida futuro. Quizás la primera relevante, tiene que ver con la electividad de asignaturas, áreas y especialidades técnicas que los escolares deben resolver en segundo medio. Con un promedio de edad en torno a los 15 años y en una etapa de la vida que se caracteriza por la confusión de la pubertad, sin duda, requieren acompañamiento y apoyo de sus familias, profesores y orientadores. 

 

Este año el Ministerio de Educación publicó el decreto 2076, herramienta con la que les propone a los establecimientos escolares orientaciones para la promoción y desarrollo de una orientación en el sistema escolar. El año anterior comenzó un proceso de modificación en el tema de las asignaturas electivas. “Ahora los y las estudiantes tienen la posibilidad de acceder a distintas asignaturas, independiente de la formación que tengan. Actualmente se cuenta con un currículo de formación general que propicia la formación integral, para que los estudiantes conozcan diversas materias y además profundizar en las áreas que les interesan, conectando con sus intereses y lo que ofrece la formación actual a través de asignaturas electivas”, explica Paula Noya Morales, Psicóloga del Departamento de Orientación del Preuniversitario Pedro de Valdivia. 

 

En la actualidad, sin importar si estudian en un liceo Técnico-Profesional, Humanístico-Científico o Artístico, los alumnos tendrán un curriculum con seis asignaturas obligatorias: Matemática, Lenguaje, Filosofía, Ciencias, Educación Ciudadana e Inglés. “De acuerdo al Ministerio de Educación, esto obedece a que se busca una educación equitativa e integral con foco en la formación ciudadana, independiente de la diferenciación, para lograr iguales oportunidades de acceso a la educación superior o vida laboral, en una sociedad en permanente cambio, donde las ocupaciones y trabajos de las próximas décadas serán muy  distintos a los que hoy conocemos”, dice Paula.

¿Qué rol juegan los electivos en la formación de los estudiantes? De acuerdo a la experta en orientación, las asignaturas permiten la exploración de las distintas áreas de formación, lo que posibilita el conocimiento de una materia y el reconocimiento de los propios intereses y preferencias. Ayuda a que el estudiante revise no sólo sus habilidades, sino lo que puede gustarle, aquellos conocimientos que tienen sentido para él o ella, y que valdrá la pena profundizar, de acuerdo a su interés. Pese a que seleccionar un área en un año no debe tomarse como indicador de un gusto definitivo, pues los estudiantes están en proceso de construcción de su identidad y las preferencias pueden cambiar durante la enseñanza media, sí es un complemento importante en una mirada mucho más amplia: “La definición de la vocación va más allá de seleccionar una asignatura o una carrera, tiene que ver con el autoconocimiento, el desarrollo de las fortalezas y las competencias, así como el aporte que queremos ser a la sociedad”, explica Paula.

La psicóloga experta en orientación, recomienda a los estudiantes que se ven enfrentados a esta decisión que se enfoquen en sus características personales, que conecten con sus intereses, con sus preferencias y no sólo con las habilidades. “Muchas veces los estudiantes piensan que porque “son buenos” para una asignatura deben proyectar ideas o carreras, pero también importa el interés, lo que nos mueve a hacer esfuerzos, conectar con las preferencias nos ayuda a adaptarnos a los cambios y a prepararnos de mejor forma a lo que más adelante pide la educación superior”, explica. Por ello, la sugerencia es que se atrevan a explorar las áreas, teniendo presente que las experiencias les entregarán información para ir generando nuevas decisiones, más cercanas a lo que desean desarrollar y no sólo ajustadas a lo cognitivo. “Cuando el estudiante entiende el sentido de lo que estudia, se puede propiciar el aprendizaje. Si exploran las áreas sabiendo que las decisiones no necesariamente deben ser definitivas, conocerán más de sí mismos, y enriquecerán su proceso de decisión”, concluye. 

 


Comentarios cerrados.